Cómo realizar una instalación limpia de macOS Sierra

Compártelo y ayuda a mas personas

Valaroción

macOS Sierra es el último sistema operativo de sobremesa de Apple, que sucede a OS X El Capitan y adopta un nuevo nombre para alinearlo con iOS, watchOS y tvOS. El sistema operativo vendrá preinstalado en todos los Macs nuevos una vez que se agoten las existencias actuales y es una descarga gratuita para los propietarios de Macs existentes. La principal novedad de macOS Sierra es la profunda integración de Siri, que lleva por primera vez al Mac el asistente personal de Apple. También añade nuevas funciones a Fotos y Mensajes, e incluye funciones de Continuidad como el Portapapeles Universal y una opción de Desbloqueo Automático para los propietarios de Apple Watch. Este tutorial explica cómo descargar macOS Sierra y realizar una instalación limpia, que ofrece varias ventajas sobre el proceso de actualización automática incluido en el paquete de instalación.

Beneficios de una instalación limpia

Una instalación limpia puede eliminar las molestas peculiaridades y los comportamientos extraños que tu Mac puede haber heredado con el tiempo debido a las actualizaciones de los controladores, las aplicaciones defectuosas y los procedimientos de instalación complicados. Realizar una instalación nueva también puede recuperar el espacio perdido en el disco causado por los archivos basura dejados por aplicaciones de terceros y, por lo general, puede hacer que tu Mac se sienta mucho más rápido, lo que te permite revivir esa sensación de arrancarlo por primera vez. Para completar el procedimiento de instalación limpia que se describe a continuación, necesitará una unidad USB de 8 GB o superior y una o dos horas de sobra. También deberías realizar una copia de seguridad completa de tu Mac de antemano con Time Machine. De esta manera puede restaurar su sistema desde la partición de recuperación si algo sale mal. Alternativamente, guarde una imagen espejo de arranque de su sistema en una unidad externa utilizando una utilidad de clonación como SuperDuper! ($27.95) o Carbon Copy Cloner ($39.99).

Comprobación de compatibilidad

Antes de hacer nada, comprueba que tu Mac es compatible con el nuevo sistema operativo de Apple. macOS Sierra es compatible con el siguiente sistema operativo:

  • iMac (finales de 2009 o más reciente)
  • MacBook Air (2010 o posterior)
  • MacBook (finales de 2009 o más reciente)
  • Mac mini (2010 o posterior)
  • MacBook Pro (2010 o posterior)
  • Mac Pro (2010 o posterior)

Otra forma de comprobar si tu Mac es compatible es abrir el menú Apple en la esquina superior izquierda de la pantalla de tu Mac y seleccionar Acerca de este Mac. Mira justo debajo del número de versión de OS X en la pestaña Descripción general: si el nombre del modelo de Mac es el mismo o un año de modelo posterior al que aparece en la lista de compatibilidad anterior, tu Mac es compatible con Sierra.

Notas previas a la instalación

Si desea el control total de los datos que se transfieren al nuevo sistema operativo, puede eludir al Asistente de Migración y, en su lugar, copiar manualmente a una unidad externa todos los archivos y carpetas importantes del sistema existente. También vale la pena tomar una captura de pantalla de su escritorio, para que sirva como un registro de cómo le gusta la configuración de las cosas. Algunos usuarios pueden encontrar útil tomar nota del contenido de su carpeta de Aplicaciones para una referencia posterior. Una captura de pantalla puede ser suficiente (Command-Shift-4, luego Space para capturar la ventana del Finder), pero si no, los siguientes pasos describen una forma sencilla de crear una lista de aplicaciones.

  1. Abra la carpeta Aplicaciones y pulse Comando+A para seleccionar todas las aplicaciones en la ventana del Finder, luego pulse Comando+C.
  2. Ahora abra TextEdit, cree un nuevo documento, seleccione Formatear -> Hacer Texto Simple en la barra de menú, y presione Comando+V para pegar una lista de nombres de aplicaciones en el documento.
  3. Si es necesario, añada los detalles de las ubicaciones de descarga de las aplicaciones que no sean de Mac App Store que utilice, añada los números de serie que pueda necesitar y guarde el documento de texto en una unidad externa.

Asegúrese de permitir que cualquier servicio cloud que utilice complete la sincronización antes de continuar. También vale la pena capturar la pantalla o anotar cualquier preferencia personalizada, configuración, contraseñas Wi-Fi y perfiles específicos de aplicaciones que utilices. Por último, desautorice los servicios de su Mac, incluida su cuenta de iTunes (menú iTunes> Store> Desautorice este ordenador), ya que éstos suelen estar limitados a un número determinado de sistemas.

Crear un instalador de arranque

Descarga el paquete de instalación de macOS Sierra desde el Mac App Store. Una vez que se haya descargado, siga estos pasos para crear un instalador de arranque USB.

  1. Abra la Utilidad de Disco (que se encuentra en la carpeta Aplicaciones/Utilidades), seleccione la unidad de memoria en la barra lateral y haga clic en el botón “Borrar”.
  2. Ponga un nombre a la unidad USB “Untitled” si aún no lo tiene, elija el formato “OS X Extended (Journaled)” y haga clic en “Erase” (Borrar). Una vez que su dispositivo esté formateado y el paquete de instalación de macOS haya terminado de descargarse, abra Terminal (se encuentra en Aplicaciones/Utilidades).
  3. Ahora, asegúrese de que la unidad USB es el único disco con el nombre “Untitled” conectado a su Mac y, a continuación, pegue el siguiente comando en la ventana Terminal y pulse Intro: sudo /Applications/Install macOS Sierra.app/Contents/Resources/createinstallmedia –volum ume /Vol umes/Untitled –applicationpath /Applications/Install macOS Sierra.app –nointeraction
  4. Se le pedirá su contraseña de administrador. Introdúzcalo y el comando creará un instalador de Sierra de arranque en la unidad USB. El proceso tardará unos minutos en completarse, así que déjelo en marcha.

Reiniciar e instalar

Una vez que se haya creado el instalador USB, reinicie su Mac y mantenga presionada la tecla Opción tan pronto como escuche el tono de reinicio. Entonces sigue estos pasos:

  1. Utilice el puntero del ratón o las teclas de flecha de su teclado para seleccionar el disco llamado “Install macOS Sierra” en la lista de unidades que aparece en pantalla.
  2. Una vez que la unidad USB haya arrancado, seleccione “Disk Utility” en la ventana de utilidades, elija la unidad de inicio de su Mac de la lista y haga clic en “Erase”.
  3. Cuando el disco de inicio de tu Mac esté formateado, vuelve a la ventana Utilidades y selecciona “Instalar macOS”, elige tu unidad de inicio recién borrada cuando se te pregunte dónde instalar el sistema operativo, y sigue las indicaciones en pantalla para completar la instalación.

Pasos posteriores a la instalación

Una vez que la instalación limpia de macOS Sierra esté lista y funcionando en tu Mac, puedes restaurar tus datos desde una copia de seguridad de Time Machine utilizando el Asistente de Migración (que se encuentra en Aplicaciones/Utilidades), o empezar a restaurar tus aplicaciones, archivos y configuraciones manualmente para que tu Mac se configure tal y como te gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares